PONLE NOTA A TU ADMINISTRADOR DE FINCAS

 

El coste que supone el Administrador de Fincas es uno de los mayores desembolsos que afrontan las Comunidades de Propietarios, pero también uno de los más rentables si éste realiza sus tareas con profesionalidad y capacidad, incluso puede ser gratis al compensarse con el ahorro logrado.

El 8% de las comunidades de vecinos cambian de administrador cada año, la falta de profesionalidad en el desempeño de sus labores y la incapacidad del administrador para solucionar eficazmente los problemas de los vecinos están detrás de la decisión de cambiar de gestor.

 

Contestando al siguiente cuestionario podrás descubrir si en tu Comunidad cuentan con un buen Administrador de Fincas, que debe cumplir los siguientes criterios:

 

  1. Es un profesional especializado exclusivamente en administración de fincas y no se trata de una actividad extraordinaria de una empresa de servicios que atiende el mismo como una fuente de ingresos más.

  2. Es un profesional colegiado respaldado por el Colegio Territorial de Administradores de Fincas y por una póliza de seguros de responsabilidad profesional que garantiza los intereses y derechos de los copropietarios que le prestaron su confianza. 

  3. Se ocupa de todo. Atiende las necesidades, gestiona y resuelve los problemas de la comunidad evitando preocupaciones al Presidente y el resto de los propietarios de la Comunidad.

  4. Forma parte de un equipo cualificado de profesionales que operan en diversos campos: abogados, economistas, arquitectos… capaces de atender y resolver cualquier necesidad de las comunidades de propietarios que administra.

  5. Atiende y soluciona los problemas de la comunidad de forma inmediata y responde a las necesidades de los propietarios con diligencia.

  6. Lleva las cuentas al día y de forma totalmente transparente. Presenta informes económicos periódicos, presupuestos y liquidaciones anuales para informar a los vecinos de forma fácilmente entendible y ayudarles a tomar decisiones.

  7. Administra los fondos destinados a la administración de la finca a través de una cuenta bancaria independiente a nombre de la comunidad.

  8. Reduce el gasto de las comunidades. Negociando las tarifas con los proveedores existentes en el mercado. Una gestión profesional de la red de proveedores puede suponer un ahorro de hasta un 15% en los gastos de la comunidad.

  9. Consigue financiación y/o subvenciones para hacer frente a obras de remodelación o mejora que requiera la Comunidad o para inversiones de interés general.

  10. Genera ingresos extra para la comunidad. Propone nuevas formas de obtener dinero.

  11. Gestiona el pago de las deudas de vecinos morosos. Informa a la comunidad de los propietarios que no abonan la cuota y reclama el pago de la deuda e incluso si fuera preciso a través de un equipo especializado de abogados y procuradores.

  12. Se preocupa por la calidad del servicio. Evalúa periódicamente la actividad de los proveedores y el resultado de los trabajos en caso de obras de mejora e inversiones.

  13. Se preocupa por el bienestar de los vecinos y por mantener una buena convivencia.

  14. Se implica en la resolución de conflictos entre vecinos y realiza una labor de mediación objetiva e imparcial.