NORMAS DE MASCOTAS EN EDIFCIOS

.¿Tienes mascota? Por favor, respeta las normas de mascotas en edificios

Desde I S E (Iscan Servicio Edificios) , queremos recordar a todos los propietarios de mascotas, las normas básicas por las que han de regirse, para poder tener así las debidas condiciones de salubridad y seguridad para el entorno, incluyendo las propias mascotas.

Los perros, solo podrán permanecer sueltos, en las zonas habilitadas al efecto, y respetando los horarios que marca cada ayuntamiento, teniendo estos cambios dependiendo del periodo del año en que nos encontremos. Dentro de este punto, destacar que los perros considerados potencialmente peligrosos deben cumplir unas normas adaptadas a ellos, como ir siempre con correa irrompible de longitud no superior a dos metros, llevar siempre puesto el bozal…
Por otro lado, la responsabilidad de los dueños de las mascotas, hacen que los demás, que no tienen por que gustarles los animales, tengan más respeto hacia estos. El tema de los excrementos, es uno de los puntos de conflicto. Todo propietario de animales, tiene obligación de recoger las deyecciones de sus mascotas en todos los espacios, tanto públicos, como privados de uso común, de forma inmediata.

 


 

¿Qué pasa si no cumplo las normas de mascotas en edificios?

El incumplimiento de alguna de estas normas, puede acarrear sanciones que van desde los 50€ hasta los 3.000€, según las ordenanzas de cada ayuntamiento.

Ley de Propiedad Horizontal. No prohíbe la tenencia de animales en los edificios, esta dice exactamente:

  • Queda prohibido a cualquier ocupante perturbar a los vecinos con ruidos molestos o alterar su tranquilidad.
  •  El descanso tiene que estar garantizado para todos los vecinos de una comunidad y los ladridos de los perros son un gran conflicto entre vecinos que escribiremos una noticia sobre este asunto en un futuro.
  • El número máximo de animales domésticos, se encuentra limitado a cinco en total, entre especies caninas, felinas y otros mamíferos, excepto consenso con los vecinos y certificado del área municipal mediante. Los dueños, en todo caso, deberán tomar las medidas oportunas a fin de no molestar con los sonidos de los animales, no superando en ningún momento los parámetros acústicos establecidos, quedando prohibido la permanencia continuada de estos animales en patios, terrazas y galerías, teniendo que pasar las noches en los interiores de la vivienda, los horarios donde hay que ser más cuidadosos con los ruidos.

Como siempre, el sentido común es el que nos va a decir que serie de precauciones tenemos que tener, para que nuestros animales no sean una molestia para los demás.